Rizoma metodológico.

Para situar quien es y el por qué de su relevancia en este contexto me encuentro que Anna Grip vincula su trabajo a Cristina Caprioli1 desde 1982, primero como bailarina y actualmente como colaboradora. Grip ha trabajado como directora de ensayos y profesora en varias compañías de danza e instituciones durante mas de 40 años. Entre las colaboraciones mas reconocidas se encuentran en 1991 y 1995 cuando fue maestra de ballet y directora artística de Östgötabaletten en Suecia. En 1997, junto con Caprioli y Dansens Hus, inició y dirigió un proyecto piloto de educación en danza alternativa, continuando del 2000 al 2004 como directora de The Danish National School for Contemporary Dance o lo que es actualmente The Danish National School of Performing Arts en Copenhaguen; posterior a esto de 2006 a 2013 trabajó con el Cullberg Ballet; primero como directora de la compañía y luego como directora artística. Y en otoño de 2014, Anna fue profesora titular del Bachelor’s Programme in Dance Performance en DOCH, además de estar simultáneamente colaborando en la parte administrativa en ccap.

Pero mas allá de su gran y extensa experiencia, Anna Grip se articula como un eje dentro de la cultura dancística sueca que ha acompañado a muchos cuerpos en su formación y concepción de la danza. De ahí que rescato en este contexto a dos personajes que al mismo tiempo son profesores del Bachelor’s Programme in Dance Performance, me refiero a Philip Berlín y a Ulrika Berg.

De acuerdo a que Grip es uno de los principales motivos por lo cual hago esta inmersión, me centro en ampliar en este sus metodologías y recursos, pero también en las derivaciones que han surgido de Berlín y Berg. Podría decirse que por un lado Grip representaría a la vieja escuela, y por otro extremo, Berg y Berlín a la nueva, ambas propuestas tienen un contacto cercano, pero se desarrollan desde perspectivas diferentes.

Ensayo y Error por Anna Grip.

Durante una entrevista con Grip y su manera de enseñar, ella y yo debatimos sobre temas en la educación y el cómo llevar a cabo estos procesos de aprendizaje y enseñanza en el aula, a lo cual ella argumenta:

Ya soy mayor y he estado enseñando durante 45 años, así que hago uso del ensayo y error. Realmente me intereso en eso, en la artesanía de enseñar mediante las experiencias del ensayo y error. Esto es luego de estar lo suficientemente involucrada con los estudiantes pero sin molestarles, ya que no quiero nada de ellos que no exijo. Sin embargo (dado que es importante para mí), insisto en el tipo de tecnología que uso, me refiero al tipo de técnica, y me encuentro constantemente buscando qué hacer para trabajar con estas cosas; pero sin exigir, sino insistir.”

Hago un recordatorio de que Anna ha pasado por una gran trayectoria enseñando Ballet Clásico, pero sin embargo actualmente el tipo de tecnología que ella menciona solo puede es nombrado como Dance Trainning. De estos modelos anteriores, ella rescata el uso didáctico del marcaje y el formato de instrucción directa; Grip durante el desarrollo de la clase muestra los ejercicios, sin embargo éstos no están sujetos por los parámetros de la nomenclatura de otras tecnologías. La estructuración de la clase va desde el trabajo horizontal y vertical simultáneamente con el uso de la pared, el empleo de la barra, trabajo de centro y el desplazamiento a través del espacio. Lo interesante de su propuesta pedagógica podría ser que se acerca por momentos a una especie de decostrucción de la técnica altamente codificada. A esto ella alega:

Sentí que no era suficiente (la nomenclatura). Quería reflexionar sobre lo que me parecían importante: el conocimiento y las habilidades. Sentí que las técnicas tradicionales se basaban demasiado en la coreografía. Estaba preocupada por hacer coreografías. Pero mi primer interés fue ser siempre funcional”.

Es notable durante mis notas del diario de campo, la insistencia que emplea en el uso focalizado del pie en el Dance Trainning, pero sobre todo en hacer un uso de lo no-normativo para renombrarlo. Grip didácticamente se encuentra constantemente en reflexión sobre lo que ha dicho y cómo lo ha dicho, evita caer en la norma que plantea la lógica de una técnica, ya que constantemente busca revisar su didáctica. Ella menciona que:

Mi didáctica la planteo desde lo que creo que los estudiantes pueden alimentarse, o lo que es importante para mí en la danza, y en el cómo trabajar con esto. Porque lo que yo hago se basa en tres principios (presionar, caer y soltar) que me he robado de Cristina Caprioli y que hemos estado trabajando juntas durante 42 años, o incluso más, así que tenemos muchos cursos que han seguido esta metodología.”

En este comentario hace referencia a la conexión que tiene con Berlín y Berg; pero seguramente con muchas más generaciones en Suecia. Ella recuerda que durante todo su carrera como docente siempre ha buscado un espacio de mejoramiento pedagógico para destilar de mejor manera la información pero también para reflexionar, a esto añade:

En relación al espacio de mejoramiento pedagógico, tal vez esto me ayuda a que mi propia trampa no me detenga enseñar. Tratando de no reproducirme a mí misma constantemente. Esta estrategia surgió porque deseaba estar ahí de manera independiente. Poniendo a prueba mis estructuras bajo la repetición a lo largo del proceso, y es así que encuentro que algo cambia. Es decir, que el proceso es progresivo”.

Pensar, mover y percibir por Ulrika Berg.

Ulrika como parte complementaria de esta formación remarca que el grupo de estudiantes se encuentra muy conectado con los principios que se derivan del trabajo de Anna Grip, sin embargo dentro de su labor didáctica (relacionada con su práctica dancística) ha incluido la reflexión del estudiante y la estimulación de la percepción, aspectos que han sido influencia de su trabajo con Debora Hay, y que si nos vamos un poco más atrás la misma Hay recibió de su formación dancística con Alwin Nokilais. Ulrika a esto comparte:

Los contenidos de esta asignatura están relacionados con la teoría y la práctica, en cómo se corresponden. El teorizar se encuentra dentro de la práctica para cuestionar ¿qué es lo que estamos haciendo?”.

Y agrega:

Ademas de los principios técnicos que propongo (caída, presión y superposición), creo que siempre mantengo la relación entre el espacio y el propio cuerpo; en el sentido de cómo percibo el movimiento. Es lo que yo defino como pensar-mover y percibir. Es decir, ¿qué estoy haciendo y cómo lo percibo?”.

Berg presenta una estructuración de clase variada, en donde diferentes bloques componen su propuesta. En ésta se pueden encontrar desde dispositivos que solo integran una tarea u objetivo sin patrón de movimiento concreto, marcaje de partituras a memorizar, exploración por medio de la estimulación kinéstesica, hasta un descubrimiento guiado.

Dentro de sus sesiones suceden diferentes niveles de atención, así como diferentes habilidades son empleadas para resolver las tareas. Es notable que esto proviene de su práctica dancística y que es reflejado en la clase. Un recurso que ha llamado mi atención ha sido su énfasis, en la actividad llamada “Clouding”. Este recurso didáctico requiere que los estudiantes reflexionen sobre lo hecho, haciendo una puesta en común, siempre encontrando algún referente en relación a la teoría que sucede en la formación, es decir, que los contenidos tienen un respaldo en lo teórico y un testeo en lo práctico.

Berg dedica siempre un espacio para realizar este recuento como un conocimiento compartido, desde y hacia el grupo ayudando a enriquecer la reflexión general. Ulrika durante las sesiones impulsa mucho el diálogo entre pares, con la finalidad de intercambiar impresiones y de que el grupo por sí mismo sea capaz de gestionar tal información sin tener que ser expuesta.

Imagen interna por Philip Berlín.

Para concluir este apartado y poder entender la magnitud de la transmisión de conocimiento de Anna Grip, a Philip lo posiciono dentro de esta cadena como el más reciente eslabón. El cual retoma los principios anteriormente mencionados trabajando la imagen interna del movimiento rotatorio2. Berlín añade este principio a los contenidos de Grip y los desarrolla por medio de secuencias de movimiento que se realizan en un similar planteamiento al de Berg, usando la verticalidad y la horizontalidad.

Su estructura de clase basada en la instrucción directa involucra una parte somática de modo inicial hacia la sensibilización de la caída, éste es un aspecto que retoma de su trabajo con Gisèle Vienne, pero en general Philip cuenta con unas partituras de movimiento estructuradas bajo los principios de la presión y el caer, más el trabajo del movimiento rotatorio. La visualización será una de las estrategias más usadas para poder localizar este tipo de fuerzas internas en el centro del cuerpo.

2El movimiento rotatorio estará relacionado con la creación de loop de movimiento en la base de la pelvis y en la cintura escapular para generar movimiento constantemente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s